martes, 31 de diciembre de 2013

LAS 10 PREGUNTAS MÁS FRECUENTES EN LA CONSULTA DE ALOPECIA

Se termina 2013, y haciendo balance del año, es curioso cómo muchos de los pacientes vistos en la Unidad de Tricología tienen dudas similares relacionadas con su problema de pérdida de pelo. A continuación os resumo estas preguntas y añado la explicación a cada una de ellas.
Feliz 2014 a todos!


1. ¿El tratamiento con finasteride es seguro? ¿Produce impotencia?
El fármaco finasteride es el tratamiento de elección en la alopecia androgenética del varón. Se trata de un medicamento efectivo y completamente seguro, pero con "mala fama". Siempre suelo decir que "lo peor de finasteride es el prospecto", ya que asusta mucho (como el de la mayoría de medicamentos), pero en realidad se trata de un fármaco con un perfil de seguridad excelente (<2% de riesgo de efectos adversos, todos ellos leves y transitorios). Millones de pacientes toman el fármaco en todo el mundo desde hace más de 15 años, y no se ha descrito ninguna reacción adversa importante causada por el fármaco. El gran miedo de los varones suele relacionarse con el riesgo de tener efectos adversos a nivel sexual; pues bien: este riesgo en los estudios clínicos es menor al 2% (impotencia y disminución de la líbido de forma transitoria), lo que es un porcentaje muy similar al que tiene cualquier varón que no tome la medicación. *Actualización 2016: utilidad y seguridad del fármaco dutasteride y utilidad de los antiandrógenos infiltrados, ver LINK.


2. ¿Debe tomarse el tratamiento con finasteride para toda la vida?
El tratamiento con finasteride debe ser crónico. Ello implica que debe tomarse durante años, sin hacer periodos de descanso. Pero no quiere decir que el paciente esté obligado a tomarlo toda la vida. El periodo más importante en que el varón con alopecia debe tomar este medicamento es desde los 20 hasta los 45-50 años, ya que es cuando más rápido avanza la alopecia. Es un tratamiento que actúa mientras se tome, y al suspenderlo no se pierde el pelo ganado, sino que la alopecia continúa su evolución natural; es decir, un paciente que tome el medicamento 5 años conseguirá retrasar el curso de su alopecia 5 años, si lo toma 10 años, retrasará 10 años. Por ello no es un tratamiento de por vida obligatorio, pero el paciente debe conocer que cuanto más tiempo tome el fármaco, más se beneficiará de su efectividad.

3. ¿El lavado frecuente con champú empeora la alopecia?
Los cosméticos capilares (champús, gomina, laca, tinte...) son productos aplicados externamente, que no llegan a la raíz folicular, que es la estructura importante en la alopecia, ya que es la "fábrica" del pelo. Por tanto, no tienen ningún efecto sobre la alopecia, ni mejor ni peor. Los "champús anti-caída" médicamente no existen. Si te interesa este tema, puedes leer más en esta noticia.

4. ¿Hay que tomar vitaminas cuando se cae el pelo?
Ante una pérdida capilar, lo primero es establecer un correcto diagnóstico del tipo de caída de pelo, ya que existen más de 100 tipos diferentes de alopecia, con tratamientos también diferentes. Los nutricosméticos orales (vitaminas y derivados) no han demostrado científicamente que mejoren ningún tipo de alopecia. Si el paciente no tiene ningún déficit vitamínico, el aporte extra de vitaminas no produce una mejora de su alopecia. Estos productos son cosméticos capilares, algunas pacientes perciben al tomarlos cierta mejora en el aspecto cosmético capilar -textura, brillo- pero en buena parte de los casos esta percepción es subjetiva y puede deberse al efecto placebo. En resumen, si un paciente quiere tomar vitaminas para el pelo puede hacerlo ya que sin inocuas, pero tiene que conocer que si tiene una alopecia además requerirá un tratamiento médico efectivo de su alopecia.

5. ¿Por qué a pesar de estar tomando el tratamiento para la alopecia se me sigue cayendo el pelo?
La alopecia implica pérdida de densidad. Es totalmente diferente a la caída capilar. El pelo es normal que se caiga, ya que la raíz folicular es una estructura viva que produce folículos pilosos constantemente. Se estima que cada raíz folicular (en el cuero cabelludo tenemos unas 100.000) produce unos 15-20 folículos a lo largo de la vida. Sería algo similar a lo que ocurre con las uñas: las uñas crecen y las vamos cortando, y no por ello deja de salir uña. Pues bien, el pelo es normal que se caiga sin que ello implique que el paciente se va a quedar calvo. Como dato, el número normal de pelos que se caen cada día son unos 100-200, aunque hay épocas del año que pueden caerse más (otoño), sin que ello quiera decir que vaya a producirse una alopecia. Por tanto, cuando un paciente está siendo tratado por una alopecia, el factor importante en que debe fijarse el paciente no es si se deja de caer el pelo, sino la mejora en la densidad capilar.

6. ¿Cuánto tiempo tarda en hacer efecto un tratamiento para la alopecia?
Sea del tipo que sea, los tratamientos para la alopecia son lentos, ya que tienen que hacer efecto para mejorar la raíz folicular, y luego además el pelo tiene que crecer (crece alrededor de 1 cm al mes). En general, los efectos del tratamiento para la alopecia androgenética (finasteride,  minoxidil, antiandrógenos) suelen observarse a partir de los 4-5 meses. El tratamiento de la alopecia areata puede observarse antes, a partir del mes.

 
7. ¿Es efectivo el plasma rico en plaquetas?
Se trata de un moderno tratamiento que ha demostrado efectividad en algunos estudios científicos, aunque en general esta efectividad es limitada si se utiliza como único tratamiento. Al utilizarlo como complemento a otros tratamientos y en pacientes seleccionados (especialmente mujeres) el perfil de efectividad mejora.  

8. ¿Están disponibles las células madre para el tratamiento de la alopecia?
El tratamiento con células madre se encuentra en fase experimental de investigación, es decir, no se puede utilizar en la práctica clínica. Se acaban de iniciar los estudios en humanos, con resultados esperanzadores aunque todavía no muy efectivos. Todavía quedan algunos años hasta que podamos ver los resultados de esos estudios y se pudiera aprobar y por tanto utilizar en pacientes este nuevo tratamiento para la alopecia. Si quieres conocer más acerca de el tratamiento de la alopecia con células madre visita este artículo.
Diseño previo a un trasplante capilar

9. ¿El trasplante capilar tiene un resultado natural?
El tratamiento quirúrgico de la alopecia ha mejorado de forma dramática en los últimos años. La técnica empleada actualmente es el microinjerto, que permite hacer un trasplante "pelo a pelo". Esta técnica, utilizada por manos expertas, permite obtener mejoras espectaculares en los pacientes con alopecia avanzada, y con un resultado totalmente natural.

10. ¿En qué consiste el trasplante capilar?

Corte "pelo a pelo" en un trasplante capilar
La técnica se basa en el principio de recolocar el cabello desde una zona del cuero cabelludo que no sufre el proceso de calvicie (zona donante), hacia el área donde se está perdiendo (zona receptora). Una vez realizado el procedimiento, el cabello trasplantado mantendrá las mismas características de su localización original, o sea, no sigue el proceso de calvicie y no se pierde. Se trata de una intervención quirúrgica que es médicamente muy segura (se realiza con anestesia local y el riesgo de complicaciones es mínimo). Es un procedimiento laborioso de unas 5-6 horas de duración, ya que es necesario en primer lugar extraer el pelo de la zona donante, luego separar individualmente con microscopios pelo a pelo antes de implantarlo, y finalmente proceder al implante. El paciente puede incorporarse a su vida socio-laboral a los pocos días. El resultado cosmético final tarda en alcanzarse unos 9-10 meses tras la cirugía, ya que la raíz folicular trasplantada necesita tiempo para hacer crecer de nuevo el pelo. Hoy en día, el trasplante capilar es una técnica que obtiene resultados totalmente naturales y que produce un elevado índice de satisfacción en los pacientes.
Si quieres conocer más acerca del trasplante capilar mira el siguiente LINK




Dr. Sergio Vañó Galván

Dermatólogo y Tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo Pedro Jaén.Coordinador de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar Reconstructivo del Hospital Ramón y Cajal. Director de la Unidad de Tricología y Trasplante Capilar de la Clínica Grupo Pedro Jaén. Miembro del Grupo Español de Tricología. Miembro de la European Hair Research Society.

Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá. Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.

http://www.sergiovano.com/

http://www.grupopedrojaen.com

Twitter: @sergiovanog

**Para seguir al Dr. Sergio Vañó en FACEBOOK pincha AQUÍ

viernes, 13 de diciembre de 2013

IMPORTANCIA DE LAS NUEVAS TECNOLOGÍAS PARA OPTIMIZAR LA EFICIENCIA Y SOSTENIBILIDAD DEL SISTEMA SANITARIO

La revolución de las nuevas tecnologías en salud es un hecho. Progresivamente observamos cómo diferentes innovaciones tecnológicas (historia clínica digital, telemedicina, nuevos dispositivos, apps médicas) se van implementando en nuestro sistema sanitario y siendo utilizada por los profesionales sanitarios.


Desde aquí doy las gracias a Redacción Médica por su invitación para escribir el artículo de opinión que acaba de ser publicado hoy, y que transcribo a continuación.
Ver artículo completo en este LINK.


"La aplicación de las nuevas tecnologías en salud (e-health) está suponiendo una auténtica revolución en nuestra práctica clínica asistencial. Estas tecnologías incluyen el uso de internet, historia clínica digital, aplicaciones médicas para smartphones (apps), telemedicina, redes sociales y, en general, cualquier dispositivo o tecnología que mejore la comunicación o aporte alguna utilidad sobre lo ya existente.
El uso de las nuevas tecnologías por parte de los profesionales sanitarios se ha incrementado de forma vertiginosa en los últimos años, hasta el punto que en el año 2014 se estima que el 70% de los médicos utilizará el smartphone en su día a día con los pacientes, ya sea para buscar información, para utilizar alguna app, o para hacer uso de la telemedicina.



En unas recientes jornadas de e-health, escuché una afirmación contundente: “Los tres grandes avances de la medicina han sido la anestesia, los antibióticos y, actualmente, las nuevas tecnologías”. En mi opinión, invertir en innovación y tecnología es una inversión a presente, ya que vamos a obtener su beneficio en un periodo corto de tiempo, gracias a la optimización de procesos. De hecho, en el Hospital Ramón y Cajal hemos realizado varios proyectos de investigación que avalan esta hipótesis. Uno de ellos ha consistido en un estudio de teledermatología mediante smartphones entre atención primaria (AP) y especializada (AE), en el que observamos cómo el smartphone era un medio ágil y preciso para el envío de datos e imágenes, que permitía optimizar el screening del cáncer de piel y mejorar el diagnóstico precoz del melanoma. Además, mediante este sistema de teledermatología, se evitaban el 40% de las derivaciones desde AP hacia AE, con el consiguiente ahorro de costes directos e indirectos, y evitando desplazamientos innecesarios a los pacientes.
Otro proyecto de interés realizado el año pasado consistió en el análisis de la aplicación I-Doctus (app para smartphone / tablet que actúa como herramienta de ayuda en la prescripción para médicos, búsqueda de dosis de fármacos, algoritmos, formación médica…). En el estudio realizado en un grupo de 55 médicos, observamos cómo su utilización diaria permitía evitar errores de prescripción, aumentar su seguridad y ahorrar entre 100-120 minutos semanales gracias a la rápida obtención de información en cuanto a dosis de medicamentos, interacciones, algoritmos, etc. Un dato que nos sorprendió es que al evaluar la aceptación del paciente a que su médico utilizara delante de él las nuevas tecnologías, la mayoría mostraba un elevado índice de satisfacción con que su médico utilizara estas herramientas para mejorar la práctica asistencial. Ello va en contra de una de las principales críticas a la e-health y al uso de las nuevas tecnologías por parte de los profesionales sanitarios: la deshumanización de la práctica clínica. Mi opinión es contraria a esta crítica: la relación médico-paciente sigue siendo fundamental, el uso de las nuevas tecnologías debe integrarse como una herramienta más para mejorar el proceso asistencial, pero ni altera ni debe alterar la correcta relación entre médico y paciente. ¿O es que acaso el uso actual de algunas tecnologías como las pruebas radiológicas (radiografías, ecografía, escáner) o el uso de la historia clínica digital empeoran la relación médico-paciente? 

En conclusión, la e-health y nuevas tecnologías han comenzado a utilizarse con éxito en el mundo sanitario. Sus ventajas: permiten mejorar la práctica clínica diaria gracias a la mejora en la búsqueda de información, seguridad en la prescripción, archivo de datos, comunicación entre profesionales, etc. Además, permiten optimizar los procesos mejorando la eficiencia y ahorrando costes. Como desventajas, es necesaria una inversión inicial (que será rápidamente amortizada) y un periodo de aprendizaje por parte de los profesionales sanitarios. Desventajas que, con toda probabilidad, no serán impedimento para el desarrollo de la e-health. En mi opinión, las nuevas tecnologías han llegado al mundo sanitario para quedarse."



Dr. Sergio Vañó Galván

Dermatólogo y Coordinador del Grupo de Innovación en Tecnologías Médicas del Hospital Universitario Ramón y Cajal. Twitter: @sergiovanog

Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá. Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.

Dermatólogo y Coordinador de la Unidad de Tricología de la Clínica Grupo Pedro Jaén.

http://www.sergiovano.com/

**Para seguir al Dr. Sergio Vañó en FACEBOOK pincha AQUÍ

domingo, 1 de diciembre de 2013

10 CONSEJOS PARA CUIDAR TU PIEL EN INVIERNO.


El invierno es una época delicada para la piel. Después de la exposición solar veraniega y de someter al organismo a altas temperaturas, la época invernal combina diferentes factores que hacen que la piel pueda sufrir: el frío, el viento y la calefacción. Todos ellos hacen que la piel se reseque y por tanto debemos tomar medidas para que ello suceda. 

A continuación comentaremos una serie de consejos dermatológicos para cuidar la piel en invierno: 

1. Debemos evitar la sequedad de la piel aplicando cremas hidratantes de forma regular. En invierno, el frío altera la barrera hidrolipídica de la piel, lo cual produce una deshidratación cutánea. De la misma manera que un abrigo aísla nuestro cuerpo de las bajas temperaturas y evita que perdamos calor, las cremas hidratantes ejercen en la piel un efecto barrera que impide su deshidratación. Por tanto, durante la época invernal es importante aplicar cremas hidratantes con una composición más grasa que el resto del año, lo cual mejorará la hidratación y protegerá la piel de agentes irritantes externos.
Un buen consejo es aplicarlas al salir de la ducha, después de haber secado completamente la piel, en especial los pliegues del cuerpo. Evite la hidratación excesiva en zonas de pliegues, como entre los dedos de los pies, ya que la humedad excesiva en estas áreas favorece la infección por hongos. Para mejorar las condiciones de humedad en casa, es recomendable utilizar un humidificador durante los meses fríos y secos. 

2. Durante el invierno, las manos y los pies tienden a enfriarse de forma llamativa. Ello se produce porque el sistema cardiovascular del organismo reacciona al frío y hace que los vasos que llevan la sangre -caliente- a la piel se cierren (proceso conocido como "vasoconstricción") para evitar la pérdida de calor. Por ello, es muy importante prevenir este efecto utilizando guantes y calcetines abrigados y evitar el frío en estas zonas. Es fundamental mantener los pies secos y abrigados, evitando que se mojen en la nieve o la lluvia. Recuerde que si alguna parte de la piel se transforma en color púrpura se debe acudir al médico de inmediato y no esperar a que se convierta en color negro.

3. No es recomendable exponer los pies cerca del fuego o estufas ni utilizar bolsas de agua caliente. Es preferible utilizar unos calcetines para conservar el calor. Recuerde que los calcetines deben cambiarse a diario. 

4. A pesar de que las bajas temperaturas del invierno nos inciten a ello, evite bañarse o ducharse con agua muy caliente, ya que las altas temperaturas del agua pueden dañar la piel y producir que se irrite. 


5. La piel seca y dañada durante el invierno puede facilitar que se produzcan pequeños cortes o heridas. Aproveche el momento de la ducha para revisar su piel, ver si tiene alguna zona rojiza, pequeña herida, etc. Recuerda que se debe tratar cualquier herida en cuanto aparezca, lavándola con agua y jabón. En ocasiones puede ser necesario utilizar una crema con antibiótico.

6. En invierno deberá abrigarse para evitar el frío. Utilice tejidos naturales como el algodón (el algodón permite que el aire circule mejor entre la ropa y la piel) o lana (mejor que el nylon), y evite las costuras en la ropa interior y calcetines. 

7. Si va a estar expuesto al sol, no olvide que a pesar de que sea invierno la radiación ultravioleta puede dañar su piel, por lo que es recomendable que utilice cremas con filtro solar y sombreros o gorros en el caso de los varones sin pelo

8. El tabaco tiene un efecto nocivo directo sobre la piel, y además restringe la circulación de la sangre a los pies, por lo que en invierno más que nunca: evite fumar!

9. La piel de los labios es muy delicada, así que no la olvide en el cuidado diario. Es muy fácil que los labios se resequen, agrieten y que, inclusive, sangren. Por ello, trate de tenerlos bien hidratados. En invierno es recomendable aplicar algún bálsamo labial hidratante y protector. 

10. En caso de padecer alguna enfermedad de la piel, siga un adecuado control con su dermatólogo.



Dr. Sergio Vañó Galván

Dermatólogo y Tricólogo del Hospital Universitario Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo Pedro Jaén. Coordinador de la Unidad de Tricología del Hospital Ramón y Cajal y de la Clínica Grupo Pedro Jaén.

Doctor en Medicina. Profesor Honorífico de la Universidad de Alcalá. Máster en Dirección y Administración de Servicios Sanitarios.

http://www.sergiovano.com/

http://www.grupopedrojaen.com

Twitter: @sergiovanog
**Para seguir al Dr. Sergio Vañó en FACEBOOK pincha AQUÍ